Cada cuanto tiempo hay que cambiar un colchón

Cada cuanto tiempo hay que cambiar un colchón

Cada cuanto tiempo hay que cambiar un colchón

El colchón es un elemento para el descanso que requiere especial atención, y es que no es solo una herramienta para descansar. También es un equipo que puede contribuir o desmejorar tu salud de acuerdo a su desgaste.

Si necesitas Colchones Aluche, nosotros no solo nos preocupamos por ofrecerte un colchón para tu descanso. También nos interesamos en qué elijas uno de acuerdo a tus necesidades personales.

Es normal que con el paso del tiempo un colchón empiece a deteriorarse. No obstante, si atiendes a tiempo esta necesidad y lo cambias en el periodo recomendado, protegerás tu espalda de problemas musculares, y otras afecciones agudas que se generan con el tiempo.

¿Por qué debes cambiar el colchón cada cierto tiempo?

Es importante considerar distintos elementos en el momento de elegir colchones Aluche. Aunque no sea un producto que lleve integrado una fecha de vencimiento, el deterioro de sus materiales no solo afectan un buen descanso. También puede generar problemas de salud a largo plazo. Por ejemplo, ocasionar lesiones y patologías que afectan tu calidad de vida.

De este modo, es muy importante que te asesores con profesionales especializados en la elección de un buen colchón, así te ahorrarás muchas molestias a futuro.

¿Cada cuántos años debes cambiar el colchón?

La recomendación de los expertos es renovar el colchón cada 8 o 10 años. Durante este tiempo, es normal que los materiales y sus estructuras pierdan calidad, incluso hasta llegar a ocasionar molestias durante el descanso.

Los especialistas recomiendan conseguir un desgaste progresivo. Para eso, es necesario cumplir con un mantenimiento básico. Por ejemplo, es necesario girar y rotar el colchón para alargar su firmeza y homogeneidad.

También es fundamental que el colchón disponga de una buena base. También se recomienda cambiar el equipo completo de descanso cuando decidas renovar el colchón. Además, es aconsejable que cambies de almohada cada dos años.

¿Este plazo es igual, indistintamente del colchón?

La industria del descanso ha experimentado cambios importantes en cuanto a la tecnología para ofrecer colchones de gran calidad que amplían su durabilidad en el tiempo. Los materiales utilizados en la fabricación de colchones previenen roturas y hundimientos.

Por ejemplo, la tecnología de hilo continuo y los nuevos materiales como el bultex, el cual es un material celular que lidera en el mercado de las espumaciones técnicas. Estos avances tecnológicos permiten que el equipo de descanso mantenga sus propiedades durante el tiempo de durabilidad.

Colchones para necesidades especiales

Cuando las personas tienen alguna discapacidad física, elegir un colchón requiere de la atención de un experto por los múltiples aspectos que se deben considerar.

Y es que cada colchón tiene propiedades específicas. Por ejemplo, una persona con incontinencia nocturna, necesita un colchón fabricado en vinilo / PVC, poliuretano u otros materiales resbaladizos, que no absorben la orina ni permiten que se acumule líquido.

Asimismo, los colchones de aire son perfectos para personas con problemas de circulación y flujo sanguíneo. Además, son ideales para prevenir las condiciones que se generan de un reposo prolongado en la cama, por cortaduras o llagas.

También están los colchones de espuma viscoelástica, que alivian los puntos de presión para pacientes con altos niveles de dolor crónico de espalda, hombros o articulaciones. Los colchones duros ofrecen suficiente apoyo a las personas que pesan unos 100 kilos o más.

¿Es posible tener que cambiarlo antes?

Si aplicas un mantenimiento adecuado al colchón es posible que el desgaste sea progresivo, por lo que poco notarás los cambios. No obstante, si sientes que no descansas bien y te levantas con dolores de espalda, es probable que debas cambiar el colchón, incluso si desde su fecha de compra no se ha agotado el tiempo de caducidad.

Cambiar la base con el colchón

Es importante que te fijes en las condiciones de la base. Es decir, si presenta desgaste o algunos signos de deterioro. Sobre todo, un especialista en equipos de descanso podrá inspeccionar el somier y determinar si requiere cambio.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.